dimecres, 16 de maig de 2012

UN DÍA EN LA ÓPERA

Crónica de Fran Amado, 2º Bachillerato L
El pasado lunes 7 de Mayo, varios alumnos del Conservatorio Municipal José Iturbi de nuestra ciudad, fuimos invitados a ver el ensayo general de la ópera "Dido y Eneas" del compositor inglés Henry Purcell en el Palau de les Arts. Aunque no fue en la sala enorme e impactante, de mucha calidad sonora , sino en una más pequeña, la sala Martín y Soler de representación, el ensayo resultó espectacular. 
A las siete y media de la tarde la sala ya estaba a rebosar de gente, todos estudiantes de música o bachiller musical, y los músicos de la Orquesta del Palau de les Arts preludiaban todos a la vez con sus instrumentos , emitiendo una melodía cacofónica pero rica por el lugar en que se tocaba. La cuerda, ágil, tocaba notas rápidas para practicar la digitación; los vientos, notas largas para calentar el aire; y el percusionista probaba distintas panderetas y baquetas para lograr una sonoridad adecuada a la riqueza barroca de Purcell.
A las ocho en punto sonó un "blin, blin, blin" como el de Mercadona y las luces se apagaron. Salió el director, Juan Luis Martínez, una persona muy importante para mí, pues es uno de mis profesores de dirección de orquesta.
En el momento en el que bajó los brazos, toda la sala se llenó de música, de magia... Arias y recitativos volaban por el tiempo y espacio del Palau. Todos disfrutábamos boquiabiertos e inmóviles ante la belleza artística interpretada, hasta que acabó con la muerte de la protagonista y la sala estalló en aplausos. 
Diez minutos de aplausos dan para pensar mucho, y se me ocurrió la idea de bajar a los camerinos a hablar con los protagonistas para valorar la representación. Sintiéndome casi un crítico de "El País", "ABC" o "Levante" pensé: "gran espectáculo, con una apuesta muy atrevida por parte del fantástico director, aunque no muy buena escenografía. Pero excelente en general". 
Gracias al "enchufe" de un fotógrafo, nos bajamos a los camerinos, felicitando a todos los cantantes y al director, quien nos dijo: "Era atrevido, pero han respondido muy bien. Es la orquesta contemporánea que mejor ha captado el espíritu del Barroco y su manera peculiar de interpretarse".
Creo que ya no hace falta que lo elogie más, y os invito a todos, si podéis, a verla por estos días. Esa o cualquier otra ópera os transportarán a un mundo de belleza. 


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada